Senior Design Factory: el proyecto intergeneracional ‘de moda’

0120

En Zurich, en el antiguo barrio industrial de la ciudad, se esconde una tienda de ropa y complementos muy peculiar. Se llama Senior Design Factory y en ella trabajan codo con codo jóvenes treintañeros expertos en diseño junto a un grupo de veteranos que superan los 70 años de edad. Los unos aportan su pericia en el diseño; los otros, manos expertas. Y juntos logran lo que la sociedad no consigue: un puente entre mundos separados.

La vejez es, probablemente, la etapa de la vida sobre la que se habla con menos franqueza. En ocasiones da la sensación de que se miente deliberadamente. Parece existir una especie de pacto social que recomienda contar únicamente las bondades de ser un venerable ‘abuelete’ o, como mínimo, pasar de puntillas sobre aspectos menos agradables.

[…]

En la primavera de 2011 abrieron la Senior Design Factory, un espacio de creación artesanal donde se reúnen jóvenes y ancianos para colaborar de igual a igual en proyectos creativos, fomentando así un enriquecedor intercambio de técnica y experiencia. La iniciativa ha tenido un gran éxito, convirtiéndose en una creciente empresa de manufacturación textil y haciendo incursiones también en otros campos como el de la decoración o la gastronomía.

En el taller, que además tiene también una zona de tienda donde se venden los productos finalizados, los mayores explican, por ejemplo, la manera más eficiente de tejer una bufanda y, a su vez, los jóvenes aportan sus conocimientos en el diseño y el marketing. Paralelamente, se organizan talleres abiertos al público en los que el grupo de jubilados dan master classes de punto o ganchillo a todo aquel que quiera aprender. Básicamente se trata de tender puentes entre generaciones tanto a nivel creativo como social, y abrir un espacio donde ancianos y jóvenes interactúen de una manera que, en otro contexto, hoy por hoy es prácticamente imposible.

Texto completo: http://www.yorokobu.es/senior-design-factory/

La función de los trabajadores de edad avanzada en la Unión Europea

La función de los trabajadores de edad avanzada en la Unión Europea

 

La proporción de trabajadores de edad avanzada en la Unión Europea aumentará en las próximas décadas. Las tendencias de la población activa en la UE-27 apuntan a que el grupo de edades de 55 a 64 años aumentará en un 16,2 % (9,9 millones) entre 2010 y 2030. Todos los demás grupos de edades muestran una tendencia a la baja, que va del 5,4 % (40-54 años) al 14,9 % (25-39 años). Este acusado cambio demográfico se debe al aumento de la esperanza de vida y a la disminución de las tasas de fecundidad. Como consecuencia, la edad media de los trabajadores europeos será más alta que nunca.

En muchos países, los trabajadores de edad avanzada representarán el 30 % o más de la población activa.

Las tasas de empleo de estos trabajadores (55-64 años) en la UE-27 no llegan en la actualidad al 50 %. Sólo en 15 países en todo el mundo se supera esa cifra. Más de la mitad de estas personas dejan el trabajo antes de la edad de jubilación obligatoria, por una u otra razón. Urge, pues, mejorar y prolongar la carrera profesional para financiar y apoyar la mayor longevidad de los ciudadanos europeos.

El Año Europeo del Envejecimiento Activo 2012 tiene como objetivo promover la calidad de vida y el bienestar de la población europea, especialmente de las personas de edad avanzada, y fomentar la solidaridad intergeneracional. Una buena vida laboral es una importante plataforma para promover el envejecimiento activo. Por consiguiente, la seguridad y la salud en el trabajo son decisivas para garantizar un envejecimiento activo a través de una vida laboral mejor y más prolongada. Un buen trabajo promueve además la cooperación entre las generaciones jóvenes, las de mediana edad y las de edad avanzada.

Leer más en: https://www.osha.europa.eu/es/publications/articles/promoting-active-ageing-in-the-workplace

“Los mayores no generan riqueza” ¿ah no?

images4FHS60NLLa periodista y abogada Marta Ardizone publica este interesante post en

http://cuidadores.unir.net/saber-envejecer/2-mitos-sobre-la-vejez

“Los mayores no generan riqueza. Son una carga. Pierden capacidad de aprendizaje y a menudo están tristes. Tópicos que nos disponemos a rebatir.

En nuestra sociedad es frecuente la asociación entre vejez y actividad económica no productiva. Se exaltan valores como la juventud y la belleza, que se consideran positivos, mientras que existe cierta actitud negativa hacia la ancianidad.

Todo esto trae consigo que arraiguen estereotipos, mitos e ideas erróneas que vamos a desmontar.

1.- Son una importante carga económica. FALSO. No solo porque han trabajado toda su vida generando riqueza para la sociedad y para su familia, sino también porque aun jubilándose se encargan de tareas que no están bien cubiertas: cuidado de nietos menores, labores domésticas, gestiones administrativas, actividades de voluntariado y otras que, si fuesen económicamente valoradas arrojarían un saldo positivo hacia los mayores.

Además, muchas personas (escritores, científicos, docentes, artistas, etc.) mejoran con la edad la calidad de su producción. La carga económica se genera en la medida que va aumentando la dependencia personal.

Pero esta circunstancia empieza a ser valorada, al menos por los gobiernos europeos, como una de las bases más importantes del Estado del Bienestar.  Su adecuada atención requiere del más amplio compromiso social.

2.- Todos sus conocimientos han quedado desfasados, no aportan gran cosa a la formación de las nuevas generaciones y son incapaces de aprender y adaptarse a nuevas situaciones. FALSO. Si bien es cierto que el avance de la ciencia y de la tecnología hace que el mundo cada vez sea más complejo y cambiante, las personas mayores son depositarias del principal de los saberes prácticos.

El conocimiento de los mayores se obtiene de la experiencia vital. Un conocimiento que históricamente se ha considerado muy valioso y cuyos depositarios han sido tradicionalmente respetados como sabios.

Además, la realidad diaria nos hace ver cómo muchas personas mayores mantienen el interés por hacer nuevos descubrimientos e incorporar nuevas habilidades.

3.- La vejez es siempre una etapa triste y desgraciada. FALSO. Aunque en la vejez se producen cambios que hacen que la persona padezca enfermedades o precise la ayuda de otros, también puede convertirse en una etapa fructífera, alegre y dichosa.

De hecho, cada persona envejece en función de cómo haya vivido. Si ha sido creativo, activo, autónomo y equilibrado durante su juventud y madurez, el anciano buscará mantener esas mismas características durante toda su vida.

BAULAR

Servicios a las personas mayores: http://baular.com/

Mail: info@baular.com Tel: 91 8534433/ 609068387/ 69037586

6O AÑOS, UN POCO MENOS, O MÁS

images6PI7C9AA

Justo Ruiz Ruiz (https://www.facebook.com/justo.ruizruiz/posts/598865970189180) ha publicado en Faceboock el siguiente texto que con su permiso compartimos:

QUE SE HA DE HACER A PARTIR DE LOS SESENTA AÑOS.

” 1. Es hora de usar el dinero que usted ahorro durante toda su vida. Usarlo para usted, no para guardarlo para que lo disfruten los que no conocen el sacrificio de haberlo conseguido, generalmente personas que ni siquiera son de la familia: Yernos y nueras!! Recuerde que no hay nada mas peligroso que un Yerno con ideas. Cuidado: No es época de inversiones, por maravillosas que parezcan, estas solo le traerán angustias y esta época es para tener mucha paz y tranquilidad.

2. Deje de preocuparse con la situación financiera de hijos y nietos; no se sienta culpable de gastar su dinero en usted mismo. Probablemente, usted ya les ofreció lo que fue posible en la infancia y juventud como una buena educación. Ahora por tanto, la responsabilidad es de ellos.

3. Ya no es época de sostener a nadie de su familia; sea un poco egoísta, mas no usurero. Tenga una vida saludable, sin grandes esfuerzos físicos. Haga gimnasia moderada y aliméntese bien.

4. Compre siempre lo mejor y más fino, al fin y al cabo es para usted. Recuerde que en esta época, un objetivo clave es gastarse el dinero en usted, en sus gustos y caprichos. Después de muerto el dinero solo genera odios y rencores.

5. Nada de angustiarse por poca cosa. En la vida todo pasa, sean los buenos momentos que deben ser recordados, sean los malos que deben ser rápidamente olvidados.

6. Independiente de la edad, mantenga vivo el amor siempre.

7. Esté en todo momento limpio, tome un baño diario; sea vanidoso, frecuente al peluquero, arréglese las uñas, vaya al dermatólogo, al dentista, y use perfumes y cremas con moderación. Ya que ahora usted no es guapísimo, esté por lo menos bien cuidado.

8. Nada de ser muy moderno, intente ser clásico. Es triste ver gente mayor con peinados y atuendos hechos para jovencitos.

9. Lea libros y periódicos, oiga radio, vea buenos programas en la TV, ingrese a internet, envíe y responda e-mails, llame a los amigos. Manténgase siempre actualizado.

10. Respete la opinión de los jóvenes a pesar que a veces pueden estar equivocados.

11. Jamás use la expresión “en mis tiempos”, pues su tiempo es hoy.

12. No caiga en la tentación de vivir con los hijos o nietos aunque de vez en cuando vaya unos días como invitado. Consiga más bien un ama de llaves que le acompañe y colabore con las tareas del hogar y sólo tome esta decisión cuando no de más o el fin esté bien próximo. Puede ser muy divertido convivir con gente de su generación y lo más importante, no dará trabajo a nadie.

13. Cultive un “hobby” como viajar,caminar, cocinar, leer, danzar, criar un gato, un cachorro, cuidar de plantas, jugar cartas, golf, ingresar a Internet, pintar, ser voluntario o coleccionar algo. Haga lo que le gusta y lo que sus recursos le permitan.

14. Acepte todas las invitaciones de bautizo, grado, cumpleaños, casamiento, conferencias. Visite museos, vaya al campo…. lo importante es salir de casa por un rato. Pero no se disguste si no lo invitan porque a veces no se puede. Seguramente cuando usted era joven tampoco invitaba a sus padres a TODO.

15. Hable poco y oiga más pues su vida y su pasado sólo le interesan a usted mismo. Si alguien le pregunta sobre esos asuntos, sea breve y procure hablar de cosas buenas y agradables. Jamás se lamente de algo. Hable en tono bajo y con cortesía. No critique nada, acepte las situaciones tal como son. Todo es pasajero. Recuerde que pronto volverá a su casa y a su rutina.

16. Los dolores y las molestias estarán siempre presentes, no las vuelva más problemáticas de lo que son hablando sobre ellas. Trate de minimizarlas. Al final, ellas lo afectan solamente a usted y son problemas suyos y de sus médicos.

17. No permanezca tan apegado a la religión ahora de viejo, rezando e implorando todo el tiempo como un fanático. Lo bueno es que en breve, podrá hacer sus pedidos personalmente.

18. Ría, ría mucho, ría de todo, usted es un suertudo, usted ha tenido una vida, una larga vida , y la muerte será solamente una nueva etapa incierta, así como fue incierta toda su vida.

19. Si alguien le dice que ahora usted no hace nada de importancia, no se preocupe.

Lo más importante ya fue hecho: usted y su historia, buena o mala, ¡ya sucedió!

Recuerde lo que dice Mario Benedetti:

No te rindas, por favor no cedas aunque el frío queme, aunque el miedo muerda, aunque el sol se ponga y se calle el viento. Aún hay fuego en tu alma, aún hay vida en tus sueños, porque cada día es un comienzo nuevo, porque ésta es la hora y el mejor momento”.

BAULAR

Servicios a las personas mayores: http://baular.com/

Mail: info@baular.com Tel: 91 8534433/ 609068387/ 69037586